Un post cada día
Comments 3

Déjalo marinar

El marinado es una técnica de cocina mediante la cual se pone un alimento en remojo de un líquido aromático durante un tiempo determinado (desde un día hasta varias semanas), con el objetivo de que tras este tiempo sea más tierno o que llegue a estar más aromatizado. – Wikipedia

Tiendo a ser una persona bastante impulsiva. Esto tiene sus beneficios. Pero también me lleva a expresar opiniones cuando no debería, tomar decisiones sin reflexionar demasiado y lanzarme a la piscina sin pensarlo cuando no es el mejor momento.

Una de las soluciones que he encontrado es dejar marinar mis decisiones. Encontré esta idea hace ya mucho tiempo cuando buscaba consejos para hacer buenos posts en el blog. Quizás sea uno de los mejores consejos que he encontrado.

Justo después de escribir un post, puedes corregirlo y mejorarlo. Mejorará aún más si lo dejas de lado, ya sea unas horas o unos días y vuelves a él más tarde.

¿Por qué? Cuando vuelvas al post, habrás reflexionado conscientemente o inconscientemente, y verás más fácilmente errores ortográficos, de expresión, coherencia o de sentido, que si lo haces con la misma mentalidad que tienes en el momento de escribirlo. Encontrarás formas de expresarte que no eran del todo correctas y así, podrás corregir lo necesario.

Del mismo modo, puedes aplicar esto a tu día a día. Si tienes que tomar decisiones importantes, escribe lo que piensas y déjalo a un lado. Vuelve al cabo de unos días.

Aunque parezca contraproductivo, es muy útil para aquellos que creéis que pensáis demasiado. Delante de una situación, te permite separarte de ella cuando estás más preocupado y te ofrece suficiente perspectiva para repensar tu decisión respecto a la situación al cabo de unos días.

Imagina que estás frustrado con un grupo de WhatsApp de gente importante para ti, pero en el no dejan de hablar y te resulta un poco molesto. Hace días que piensas si dejar el grupo o no. Tomar una decisión el momento del enfado quizás no sea lo mejor.

Decide que en x días tomarás una decisión. Puedes escribirlo en papel si quieres. Ahora olvida tomar ninguna decisión hasta dentro de x días.

¿Qué ganas? Evitarás actuar impulsivamente, llevado por tus emociones del momento sin razonar tu decisión.  Después de algunos días de calma y reflexión, tomarás, la mayoría de veces, una mejor decisión.

Este post fue marinado durante 3 días

3 Comments

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s