Mes: noviembre 2018

El método tampoco

Resumen: no culpes al método de tus resultados, si no lo has utilizado suficientemente o correctamente para que te los muestre. Sé inteligente para escoger uno que parezca razonable, explorarlo, y luego, decide si funciona para ti. Cuando voy al gimnasio, siempre hago ejercicios relativamente similares. Algunos días me siento bien, enérgico y con ganas; otros cansado y con ganas de abandonar. La razón por la que no abandono, vaya mal o bien, es porque sé que el método, aunque pueda mejorable, funciona. En los días que me siento bien, seguramente me siento contento con el método que estoy usando mientras que los días que estoy estancado le doy la culpa de mi falta de progreso. Muchas veces damos la culpa a los recursos o al método para justificar que estamos estancados. El método no es una excusa. En la cocina, si intentas preparar una receta de un libro de cocina y la receta te sale mal, puede que la receta esté mal hecha, pero es mucho más probable que sea porque no la has hecho …