Traducciones
Dejar un comentario

Ama trabajar

Nota: Este post es una traducción de un post antiguo de Tynan que podrás encontrar aquí. Es una perspectiva interesante a considerar. He decidido colgarlo juntamente con una segunda parte que la encontrarás aquí.

Tendía a no gustarme trabajar. Veía como la mayoría de gente vivía su vida, esforzándose en trabajos que odiaban, y estaba determinado en no caer en esa trampa. Hice el error de generalizar, agrupando todo tipo de trabajo en el mismo lugar.

Desde entonces, las cosas han cambiado. En términos de cambios monumentales en mi vida personal, convertirme en alguien que trabaja duro es uno de los más recientes a los que me he sometido. Hace un año, y por razones que trato en este post, decidí que era imperativo para mi convertirme en alguien que trabaja duro. No lo hice porque me enamoré de repente con el trabajo, sino porque empecé a sentir que me estaba quedando atrás. Y créeme, no fue amor a primera vista.

Para enamorarte de trabajar duro, debes entender porque es necesario. Cuando era joven me dijeron que el azúcar era malo, pero nunca entendí porque exactamente era malo, por lo tanto, continué comiendo. Solo cuando aprendí como afectaba químicamente a mi cuerpo, decidí abandonarlo. Lo mismo es verdad para trabajar – si no sabes porque tienes que trabajar y que te encante, probablemente nunca lo harás.

El trabajo es tu regalo al mundo. Suena cursi, pero es verdad. Y créeme, le debes una cosa o dos al mundo. Piensa en todas las cosas que millones de personas alrededor del mundo han hecho para que tu puedas disfrutar de lo que tienes. Han hecho idiomas, han inventado cosas, han procreado en el momento exacto para crear a tus ancestros, y han conseguido no matarse el uno al otro en el proceso. Tenemos suerte de estar aquí, y el alto estándar de vida del que todos disfrutamos es sólo así gracias a todos los que vinieron antes de nosotros. Algunos, como Einstein, tuvieron un gran impacto, pero también gente de la que no te das cuenta, como los conserjes, hacen de tu vida algo mejor.

De la misma manera, tu tienes una oportunidad de mejorar la vida de las otras personas. Puedes apuntar a las estrellas y decidir cambiar la humanidad o quizás puedas tener un trabajo doméstico y simplemente decidir que vas a trabajar al máximo para devolver el favor a través de ello. Y estoy hablando de todo esto para ilustrar que el trabajo no existe en el vacío. Siempre impacta a las otras personas.

Digamos que no te importa dar las gracias devolviendo el favor a la humanidad, y realmente solo quieres vivir tu mejor vida posible. Seguramente esto significa que solo tienes que hacer un poco de dinero pasivo e ir a vivir a Tailandia, ¿verdad? Bien, no. Puedes tener placer superficial de todos lados, pero en mi experiencia como también a través de otras conversaciones con otras personas que trabajan a alto rendimiento, me he dado cuenta que la satisfacción profunda y duradera viene de marcarse objetivos y cumplirlos. Los humanos estamos programados para el crecimiento. Si, seguro, puedes crecer a cualquier ritmo que quieras, pero siempre he creído que si vas a hacer algo que realmente te importa, debes hacerlo tan bien como puedas.

El trabajo es una prueba. Es el proceso de presionar contra la resistencia y conquistarla, y levantarte el siguiente día en la mañana y volverlo a hacer. Pero no es una batalla sanguinaria de abrasión, es el jugador de baloncesto yendo a la pista cada día, sabiendo que ya practique con compañeros de equipo o estén jugando contra otro equipo, él se esta poniendo a si mismo a prueba y dándose una oportunidad de gloria. Así es como me siento cuando trabajo. Es difícil, pero es excitante. Me siento como si corriera en la pista, mejorando mientras lo intento, haciendo tantos puntos como pueda hasta que el marcador suene. 

Tu trabajo es una reflexión verdadera de ti. Serás juzgado por ello, y al mismo tiempo que esta bien decir que no debería importarte lo que la otra gente piense de ti, la mayoría de gente que respetas son trabajadores duros. Si quieres ser amigo y pasar tiempo con estas personas, tendrás que ser respectado por ellos. No les importa lo que haces, solo que lo petas. Es una persona que lo esta petando afirmando a otra persona que lo esta petando.

Hago que todo esto suene grande, totalmente dándome cuenta que cuando estás depurando errores de algún descuidado javascript, no da la sensación de que sea una cosa importante. Pero en verdad, incluso este trabajo de poco valor es importante porque es difícil. Y cuando haces cosas que son difíciles y las fuerzas y consigues, te conviertes en una mejor persona. Entonces, las cosas difíciles son una forma de demostrar tu valor a ti mismo, y el trabajo fácil es para devolver el favor al mundo y utilizar tus talentos y hacer uso de ellos para que los otros se beneficien. Hay un equilibrio en ello. Cuando amas trabajar lo entiendes y abrazas este equilibrio.

Es mucho más fácil aprender a amar trabajar si empiezas con algo que te gusta, o algo, que por lo mínimo, crees en ello. Tengo amigos que aman el marketing de Internet, pero la mayoría de personas se ponen en estos terrenos de hacerte-rico-rápido como este lo odian. Quieren el dinero, pero odian el trabajo. Puedes trabajar duro y aprender a amarlo, pero no es el camino más eficiente. Escoge algo que te guste hacer, o algo que incorpore algo que te guste hacer.

Me gusta programar y construir cosas, y por lo tanto, programar fue una buena elección para mi. Cuando empecé SETT era un mal programador y no lo amaba del todo, pero había una semilla de amor en algún lado por ahí. Quizás para ti es escribir o tallar madera o la fotografía o el apareamiento del urogallo. Si quieres aprender a amar trabajar, escoge algo que te guste. Si no puedes pensar en algo que te guste que te haga dinero, piensa en algo que te guste que no te haga dinero. La habilidad de trabajar es universal. Soy un programador mediocre, quizás un cuatro o un cinco de diez entre la gente que trabaja en programación. ¿Pero sabes que? Ahora soy realmente bueno construyendo programas, porque soy tan bueno trabajando. Así que aprende en tu hobby si tienes que. Quizás te sorprenderá y lo convertirás en un negocio, pero si no lo hace, habrás construido los hábitos de trabajo para petarlo en la próxima idea.

Hace años tenía un amigo llamado Erik, que era hipnotizador. Recuerdo decirle que una vez sobre como odiaba lavar mis platos y como yo dejaría que montaran una pila durante una semana antes de que los limpiara. Me dijo que siempre que estuviera haciendo algo, me debería centrar en como me sentiría una vez estuviera hecho. No pienses en fregar tus platos sucios, piensa en como de limpios estarán y como estará la cocina. Lo mismo sirve para el trabajo. Piensa en como te sentirás si das a tu proyecto el 100% y resulta exitoso.

Para SETT pienso en como me sentiré cuando vea comunidades brotar por todo internet, gracias a SETT. Pienso en los millones de lectores de diferentes blogs que ni siquiera se darán cuenta que SETT esta empoderando el blog que estan leyendo pero también amaran la experiencia y se involucraran más. Pienso en como tendré la experiencia y la credibilidad de ayudar a otros emprendedores. Pienso en como aun viviré en mi caravana y serviré como ejemplo vivo de la belleza del minimalismo. Pienso en como haré suficiente dinero que podré que mis amigos y familia vuelen alrededor del mundo y les pueda enseñar algunos de mis lugares favoritos.

Todos tenemos diferentes objetivos, pero cuando pienso todo esto, me siento con excitación y motivación. Y esta motivación es la gasolina de mi amor por el trabajo.

Igualmente importante es darse cuenta que no conseguirás tus objetivos si no trabajas más de lo que actualmente piensas que es posible. Cuando tenía veinte años o así, era engreído. Le decía a mucha gente como sería un millonario cuando llegara los 25. Estaba tan convencido que sería millonario que ni decidí intentarlo. Era especial, y la gente como yo se convertía en millonarios. Especial o no, no me convertí en millonario porque no trabaje suficientemente fuerte en ello. Y tuve oportunidades increíbles – y pudiera haber sido rico fácilmente si hubiera trabajado duro.

Tu mente debe aceptar una verdad absoluta: si tu trabajas extremadamente duro, probablemente tendrás la mayoría de cosas que quieres, pero si trabajas en una cantidad mediana o menos, no tendrás lo que quieres. Ahora bien – puedes estar contento con nada. No te diré que no puedas serlo. Si estuviera en confinamiento solitario en Alcatraz ahora mismo para el resto de mi vida, y tu pudieras verme a través de una camera de vídeo, me verías sonriendo todo el tiempo. La felicidad esta bien y es importante, pero no es todo lo que hay, especialmente tu propia felicidad personal. Tus objetivos no tienen que estar financieramente motivados – Ghandi no quería dinero, pero trabajo extremadamente duro. La cuestión es que el trabajo duro es un ingrediente no-negociable de cualquier objetivo. Si no tienes grandes objetivos, está bien… no trabajes. Si tienes objetivos grandes, aquí tienes una buena oportunidad para echarle ganas y trabajar mucho más duro.

También es importante abordar el tema de trabajar duro vs. trabajar inteligentemente. No deberías trabajar de forma inteligente? Si, y deberías trabajar increíblemente duro al mismo tiempo. SI puedes trabajar el doble de efectivo e inteligente que alguien, hacer la misma cantidad de trabajo en cuatro horas que esta persona haría en ocho, esto es increíble. Pero deberías trabajar doce horas al día para que puedas conseguir seis veces tanto como él. No escojas la perezosa opción de escoger uno o otro. Trabaja inteligentemente, y trabaja increíblemente duro en ello.

Pongo énfasis en todo esto y continuo y continuo, porque necesitas darte cuenda que trabajar duro es la única opción. No es una de muchas opciones, es la única opción. Cuando exploré la cueva de Airman, me tomó ocho horas para llegar al fin de ella. Me estaba desmoronando involuntariamente, deshidratado, hambriento y exhausto. Si hubiera alguna opción además de arrastrarse millas atrás hacia la entrada, hubiera tomado esa opción. Pero no existía, así que lo hice. Y así es como funciona – mentalmente necesitas hacerlo tu única opción y continuar en ello. Y aunque llegarás a amar tu trabajo, no te enamoraras a primera vista, pero tienes que hacerlo de todos modos.

La otra razón por la que saco el tema que el trabajo es la única forma es porque gran parte de amar tu trabajo es eliminar tu fricción mental. Cuando solo tenia una forma de salir de la cueva, me centraba en intentar pasar por el túnel, pulgada a pulgada. No pensé en como lo odiaba, porque, que sentido tendría? Lo mismo con trabajar duro. No quieres que tu subconsciente te distraiga ofreciéndote alternativas. No hay. Trabaja duro.

La forma más grande de reducir la fricción es adaptar tu estilo de trabajo a empezar cada día con un plan. Cuando te levantes por la mañana, escribe que quieres hacer durante el día. Si nada esta claro, pon una alarma de diez minutos y no pares de planear por diez minutos. Digamos que se que quiero trabajar en SETT, pero no se que es lo que específicamente quiero hacer. Si solamente me pongo a trabajar, habrá mucha fricciona ya que probaré una cosa, luego otra, luego iré a por algo más, etc. SI tomo diez minutos y me fuerzo a pensarlo hasta el final, probablemente no tendré ninguna buena idea durante los primeros cuatro o cinco minutos. Luego pensaré, “Oh, claro… la forma en la que estoy tratando los votos de invitados necesita algo de trabajo.” Después puedo pensar una buena forma de manejar los votos. Luego pienso en como podría reorganizar mis bases de datos, cosa que arreglaría los problemas con la votación y el otro problema al mismo tiempo. Tomarse ese tiempo ayuda a desarrollar un buen plan de acción. Si no lo haces, te encontrarás constantemente saliendote de la “zona” decidiendo que es lo siguiente. El trabajo es lo más encantador cuando estas en la zona, y tu quieres estar ahí.

Cuando hagas tu plan por el día, sobrecargate. Puedes hacer más de lo que crees, así que nunca querrás sentirte como si no tuvieras algo en lo que trabajar. Haz un documento de texto con una lista y notas sobre todo lo que creas que necesita hacerse. Cuando lo veas todo, notarás un sentido de urgencia, porque hay mucho que hacer y muy poco tiempo, pero al mismo tiempo te sentirás inspirado, porque serás capaz de ver cosas y de poder gestionarlas y esto es excitante. Estas son las tareas que te llevarán en al zona, así que ve a por ellas primero.

Trabaja siete días a la semana. Los fines de semana son para los inocentes. DE VERDAD me estás diciendo que no vas a trabajar los fines de semana porque alguien más esta descansando? De verdad estás TAN atado a los caprichos de las masas? Los fines de semana están bien, si, pero están tan bien para abandonar un 40% de mejora en tu tiempo trabajando? Ni se acercan. De hecho, conseguirás más de un 40% de mejora, porque, otra vez, estas reduciendo la fricción. Cada día trabajas, porque estabas trabajando el día anterior. No necesitas volver a atrapar todo lo que tienes pendiente, porque lo estabas haciendo el día antes. No necesitas atrapar lo que estabas haciendo, porque lo estabas haciendo. Momentum.

Trabaja tantas horas como sea posible. Otra vez, [trabajar de] 9-5 es para inocentes. Levántate cuando quieras (al mismo tiempo cada día), ve a dormir cuando quieras (ocho horas antes), y planifica para casi todas las horas entremedio. Recomiendo una o dos horas de lectura cada noche porque he descubierto que me hace dormir mejor, me inspira y me enseña cosas que me ayudan con mi trabajo. Esta es la parte de trabajar inteligentemente.

Esto nos deja con catorce horas. Tomo té en vez de desayunar (más saludable de acuerdo a la gente del ayuno intermitente) para ahorrarme algo de tiempo, como siempre dos bocadillos para comer en mi mesa mientras hago una lección de chino y generalmente me tomo unos 30-45 minutos para cenar. Esto me deja con trece horas durante el día e intento llenarlas de trabajo. Realisticamente, una de esas horas es probablemente yo estando distraído por email o por mensajes o por algo así. Pero generalmente puedo conseguir estar trabajando doce horas de buena calidad de todo el día.

Pero esto no te deja mucho tiempo para hacer nada más, verdad? Si, esta es la cuestión. Lo predeterminado debería ser trabajar todo el tiempo. Cuando estas empezando, esto es especialmente verdad, pero una vez te enamoras de tu trabajo puedes darte más margen, porque tu trabajo será tu actividad favorita. Una vez llegues a ello, aprovecharas al máximo tu tiempo sin esfuerzo, a causa de tu innata prioridad por producir.

Puedes tener descansos? Si. Pero NUNCA de consumo de baja calidad. Pasa tiempo con gente que quieres y con gente que inspira, pero nadie más. No mires la televisión. Ve películas de vez en cuando, más documentales. Lee más libros que artículos. No comas comida basura, bebas, o consumas drogas. No salgas de fiesta. Experiencia obras maestras. Ve a un museo, ve a la naturaleza (es una obra maestra), o mira música clásica, opera o ballet una vez a la semana. Todas estas cosas son productos de trabajadores extremadamente duros, así que te beneficiaras de ello. Viaja, porque te abrirá la perspectiva y te ayudará a entender la gente. Trabaja mientras viajes.

Cuando decidí dejar de comer azúcar, la comida normal me parecía bastante insípida. Luego, al cabo de cierto tiempo, mi paladar empezó a ser más refinado y podía notar la dulzura natural de las cosas como el brocoli. Puedes decir que todas las cosas que he mencionado arriba te parecen aburridas. Te creo, pero todas las cosas que digo no me parecen aburridas a mi. Quien tiene razón? Los dos, es solo nuestra perspectiva. Si quieres ser un super trabajador duro, amar el proceso y cosechar los beneficios que esto crea, tienes que hacer cambios. Si no tuvieras que hacer cambios, ya estarías allí y no tendrías que leer este artículo. Así que puedes continuar comiendo comida basura, mirando la televisión y yendo de fiesta y puedes tener una vida realmente feliz y increíble, pero no serás un alguien que produce a niveles máximos. Así que decide, cualquier camino esta bien.

Este proceso de aclimatización es extremadamente importante. Mi tipo de comida favorita ahora es la comida saludable. Un par de veces al mes comeré algo que no es sano, lo puedo apreciar, pero siempre estoy contento de volver a comer saludable. Si continuará comiendo azúcar de vez en cuando mientras me estoy acostumbrando a la comida saludable, nunca llegaría a amar la comida saludable comó lo hago ahora. Si no cambias tu vida entera a actividades productivas, como mínimo durante un período de tiempo, nunca amarás tu trabajo porque nunca tendrás tu perspectiva alrededor de ello.

Así que mira, será difícil hacer esto. También lo fue para mi. Atravesarás un periodo de dolor de hacer cosas que no quieres hacer, pero llegarás al punto en el que te adaptarás y apreciarás estas cosas, y amarás tus actividades diarias tanto como amabas las anteriores, o incluso más, y  estarás ofreciendo una cantidad superhumana de valor al mundo y estarás alcanzando tus objetivos a una velocidad que nunca habías experimentado antes. Y este es un lugar realmente increíble en el que estar, pero no es gratis. El coste es que tendrás que ejercitar tu fuerza de voluntad y hacerte sentir incomodo. No escribo este articulo porque creo que la mayoría de personas que estén leyéndolo van a hacer estos cambios. Lo escribo porque pienso que si una o dos personas lo hacen, y puedo ayudar a hacer este gran cambio en una persona, sentiré tal sensación de satisfacción, porque su vida y las vidas de aquellos a las que estén con el serán mejores.

Quizás tu eres esta persona que utilizará este post para hacer su vida algo mejor. Digamos que ahora estas trabajando 90+ horas a la semana. Esto es mucho tiempo, y cuando sea que estés haciendo este proceso una vez y otra, estarás construyendo hábitos. Y a causa de esto, es importante que tengas una actitud sorprendentemente positiva todo el tiempo. Aquí están las normas

1 – No te quejes nunca sobre trabajar. El trabajo se supone que tiene que ser duro. Si te quejas cuando es duro, es que no has entendido el trabajo. Cualquiera que haya construido algo realmente bueno, se ha encontrado con algo realmente frustrante que le ha hecho retroceder. Esta es la naturaleza del trabajo. Tienes que aprender a amar esto. Si te quejas cuando las cosas son difíciles, tendrás una asociación negativa del trabajo duro. Esto es lo opuesto a lo que tu quieres. En lugar de esto, utiliza la frustración como entrada para darte cuenta que lo mejor se te requiere. Entender que tu habilidad de tratar con problemas difíciles con gracia definirá tu naturaleza como trabajador. Estate a la altura. Agradece que tienes algo difícil con lo que compararte, y asegúrate que pasas este test.

2 – Celebra cada victoria. Aun las cosas pequeñas, como arreglar un error, reconócete que lo que has hecho es bueno. Un simple golpe de puño será suficiente. Cuando construyas algo realmente precioso, toma un minuto para apreciarlo, felicitarte y luego premiarte trabajando más, añadiendo la guinda al pastel. Si, trabajar es una recompensa. Si te tomas un break cada vez que consigas algo, tus días no serán fluidos. Tienes que trabajar duro, completar tus cosas, e utilizar el momentum para completar la siguiente cosa. El trabajo es un proceso realmente solitario, así que debes tener una buena relación con él.

3 – Ata tu autoestima a tu habilidad de crear y seguir un buen proceso. Los resultados pueden variar, como dicen, pero esta completamente debajo tu control. Céntrate en el. Obsesionate con el. Escogiste grandes problemas, los trataste con todo lo que tienes y pusiste las horas? Luego serás exitoso ya sea que consigas lo que quieras o simplemente hayas avanzado hacia delante. Tendrás algunos días donde no podrás ser un campeón y trabajar duro. Esto es inaceptable, pero pasara.Es una paradoja. Cuando pase, enfádate contigo, y prepárate para el siguiente día. Aunque te tengas un jefe real, aun eres tu propio jefe. Deberías tener expectativas más altas para ti mismo que nadie más tiene para ti, y solamente tu puedes cumplir estas expectativas. Así que, aunque nadie más este mirando, puedes arreglarlo cuando la cagues.

La belleza del trabajo es que te pone a prueba. Cuando la cagas, estás siendo puesto a prueba para ver si puedes recuperarte rápido. Cuando estás encallado, estás siendo puesto a prueba para ver si puedes conseguirlo. Cuando hay cosas divertidas fuera del trabajo, estás siendo puesto a prueba para ver si puedes resistir la tentación. No es el universo o dios poniéndote a prueba, eres tu mismo. Si tu fallas, solo lo sabes tu y tu solo te juzgas a ti mismo. El trabajo te muestra tus debilidades, pero también te da la oportunidad de arreglarlas. Es una cosa preciosa.

Trabajar es una habilidad. Y como cualquier habilidad, más la disfrutas como más bueno eres en ella. Y esto es como te vuelves bueno en ella, vas profundamente en ella y creas una actitud positiva alrededor. Esto es todo. Acostumbraba a ser un gran procrastinador, así que si puedo hacerlo, luego en verdad cualquiera puede. Como he dicho antes, me doy cuenta que la mayoría de gente leerá este post y o bien ara algunas de las cosas o no harán nada de ello. Esto esta bien, porque este post no es para ellos igualmente. Ellos lo criticaran y hablaran que “hay más en la vida que…”, como si yo no me hubiera pasado 10 años alrededor del planeta disfrutando la vida. Soy alguien quien ha pasado una década haciendo todo lo que quería y que ahora esta trabajando extremadamente duro, y te esta diciendo que vivir la vida es realmente increíble. O lo tomas o lo dejas.

El consejo que doy, especialmente en la cantidad de horas, es extremo y anormal. Pero sabes que? Si quieres resultados extremos y anormales, esta será la forma en la que tendrás que actuar. Hice el error de creer que podía conseguir resultados extraordinarios con un esfuerzo por la media o por debajo de la media. Y esto no es como funciona. Si no quieres los resultados que el humano mediano consigue, luego no tienes que hacer lo que hace. Si decides comprometerte a trabajar, a seguir el camino que finalmente te llevará a amarlo, luego tendrás que apretar un poco más duro para trabajar aun cuando no lo ames. Conseguí pasar por esto solo porque llegué a los treinta y entré en pánico, dándome en cuenta que no estaba nada cerca de conseguir mis objetivos. Estoy contento de que trabajara, para seguir, porque ahora me he convertido en un trabajador duro, y me encanta ser así. Consigo más de la vida, pero también doy más. Y esto es una buena cosa.


La foto es de MartinKwak en Morguefile. Esta semana pasada mis padres vinieron a Budapest durante unos días. Fue agradable estar con ellos después de tanto tiempo. Fueron unos días de break antes de ponerme a estudiar un poco más para los exámenes que vienen.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s