Mes: enero 2019

No critiques los pasos intermedios

Te levantas por la mañana. Abres instagram y ves el último fitinfluencer comiendo un smoothie bowl con açaí, chia, spirulina, sal del himalaia, maca, hierba de los andes. Joder, que bonito. Y yo ayer, con medio bote de nocilla que me zampé antes de irme a dormir. Estoy en la mierda. Esto tiene que canviar. Pero entras en la cocina, abres la nevera, y solo hay un poco de jamón y algo de leche. En la despensa, un poco de pan y algo de café. Quizás deberías hacer la compra. Pero, antes, podrías prepararte un bocadillo de jamón y un cortado. Que palo. Vuelves a abrir Instagram. Luego empiezas a pensar. ¿Un bocadillo? ¿Con pan? ¿Gluten? Eso no es malísimo – lo leí el otro día ¿Y el jamón? Uh, fatal, mucha sal, mucho animal, mucho procesado, fatalísimo. ¿Café? Eso tampoco, que leí el otro día que tiene algo que te da cáncer ¿Leche? Uh! Si tiene pus de vaca, y bueno, que fatal. Buf, qué cansancio. Bajas al super. Te compras 2 bollycaos. Y te los …

There is no time to waste

Como ya introduje hace unos días en mi Instagram, este año quiero hacer algunos pasos hacia una vida más #ZeroWaste, en otras palabras, eliminar o minimizar la cantidad de residuos que produzco en mi día a día. Mi primer contacto con el #ZeroWaste fue el año pasado, cuando asistí a una charla sobre el tema. Había oído a hablar de ello, pero no tenía ni idea y acabé aprendiendo un montón. Uno de los propósitos de este año es moverme un poco más hacia el Zero Waste. Quizás no podré hacer muchos cambios, pero si hago algunos que sean sostenibles y aprendo más sobre el tema ya estaré más que contento. En mi primer post sobre el tema, introduzco algunas ideas iniciales, como aproximo los cambios por venir y comento algunos de los cambios ya hechos. ¡Vamos a ello! El Zero Waste introduce un cambio de paradigma Lo que más me sorprendió al escuchar hablar de Zero Waste por primera vez es como de mal estaba diseñado el sistema de gestión de residuos que producimos. …