Zero Waste
Dejar un comentario

There is no time to waste

Como ya introduje hace unos días en mi Instagram, este año quiero hacer algunos pasos hacia una vida más #ZeroWaste, en otras palabras, eliminar o minimizar la cantidad de residuos que produzco en mi día a día.

Mi primer contacto con el #ZeroWaste fue el año pasado, cuando asistí a una charla sobre el tema. Había oído a hablar de ello, pero no tenía ni idea y acabé aprendiendo un montón.

Uno de los propósitos de este año es moverme un poco más hacia el Zero Waste. Quizás no podré hacer muchos cambios, pero si hago algunos que sean sostenibles y aprendo más sobre el tema ya estaré más que contento.

En mi primer post sobre el tema, introduzco algunas ideas iniciales, como aproximo los cambios por venir y comento algunos de los cambios ya hechos. ¡Vamos a ello!

El Zero Waste introduce un cambio de paradigma

de zerowastecanada.ca

Lo que más me sorprendió al escuchar hablar de Zero Waste por primera vez es como de mal estaba diseñado el sistema de gestión de residuos que producimos. Desde pequeñitos, nos han insistido en la importancia de reciclar los recursos que generamos. Como si toda la vida nos hubieran enseñado a poner parches a una cuestión inevitable (no podemos vivir produciendo menos, pero si podemos reciclar para minimizar el impacto).

No es que reciclar sea una mala opción, pero no es el primer paso del camino. No deberíamos reciclar tanto… si no generásemos tantos residuos. El cambio de paradigma surge de preguntas como: ¿Necesito esto que voy a usar? ¿Puedo evitar generar un residuo? ¿Puedo usar una alternativa más sostenible? Esta pirámide es un buen comienzo e introduce un buen modelo sobre qué acciones podemos priorizar.

Mi aproximación al Zero Waste

“No estoy interesado en ningún cambio en mi vida que no sea sostenible” – Naval Ravikant

Una de las reticencias y objeciones generales al Zero Waste es que este cambio de estilo de vida supone sacrificar comodidad a cambio de más sostenible. Mi objetivo es que esto no sea así, porque sé que, si no es sostenible como cambio de vida, no lo voy a mantener ni me va a hacer la vida más fácil.

Intentaré aproximarlo como es un cambio de acciones y actitudes respecto a los residuos como quien pretende cambiar de hábitos. Pasar de nada a todo en 24h podría ser agotador, pero poco a poco puede conseguirse. Y como quien se acostumbra a hacer deporte y lo disfruta, espero introducir pequeños cambios y disfrutar del camino.

La ecuación Zero Waste

En todo el proceso de un proyecto, no todos los cambios son iguales ni tienen el mismo impacto, ¿verdad? Es por eso por lo que me gustaría plantear una ecuación que puede ayudar a cada uno cuales deberían ser sus primeros cambios.

A mayor “valor del cambio” más es importante el cambio. Debemos analizar cuál es el impacto del residuo que generamos, con que frecuencia lo hacemos y cuál es el “coste” de hacerlo y mantenerlo en nuestra vida.

Por ejemplo, el impacto de consumir cada día un café en un vaso de plástico es alto (365 vasos en un año) y el coste del cambio es simple: traer una taza en la oficina o lugar de trabajo y usarla.

Por contra, digamos que consumes un paquete de chicles cada 3 meses. El impacto del plástico del paquete de chicles es menor, la frecuencia también, y el coste del cambio es alto (quizás te cueste encontrar una alternativa que te guste y sea sostenible). Todos los cambios son importantes, y podemos empezar por donde queramos, pero podemos empezar priorizando aquellos que tengan un valor más alto.

Los primeros cambios

Hasta el momento, y ya lo llevo haciendo algunos meses, he introducido algunos cambios:

  • Salir de casa con una botella de agua reutilizable y comprar el mínimo de botellas de agua. La mía la podéis ver en el Gear Post.
  • Lo mismo para tazas desechables. Cuando vayamos a hacer un café, podemos utilizar un termo o taza que hemos traído de casa.
  • Usar una cafetera para hacer café en vez de usar cápsulas.
  • No usar bolsas individuales de plástico al comprar frutas y verduras. Es mucho más útil y sostenible usar bolsas como estas.

Los cambios por hacer

A medida que vaya avanzando el camino intentaré introducir cambios sostenibles. Estos primeros diez días del año he intentado hacer un poco de auditoria de los residuos que género y he descubierto que la mayoría de los residuos que produzco están relacionados con la alimentación y envases.

Mi plan durante estos primeros meses es tomar consciencia de todos los residuos que continúo generando, ser consciente de los hábitos Zero Waste que ya llevo a cabo y empezar a hacer pequeños cambios sostenibles en áreas en que me va a ser más fácil o que tengan un valor más relevante.

Es probable que muchos de los cambios los vaya comentando e introduciendo en mi Instagram, así que asegúrate de seguirme ahí 😉


El título y la foto de la notícia de The Mercury News a @zerowastechef, una de mis inspiraciones en Instagram. Puedes leer la noticia aquí.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s