Redes Sociales
Comments 5

Un experimento de seis meses

Como ya publiqué la semana pasada, estoy participando en un experimento de desconexión social, donde durante todo un mes intento eliminar todas las herramientas opcionales de mi vida digital para ganar espacio. Como ya había previsto, y comenté ayer en el blog de Homo Minimus, volví a usar otra vez las redes sociales.

Ayer justamente me preguntaba que es lo que nos lleva a no continuar algunos de nuestros hábitos/proyectos/objetivos, cuando vemos beneficios ya al cabo de unos días. Mi hipótesis es que este tipo de retos populares se implementan del mismo modo que mucha gente concibe sus objetivos: una persona está en una situación que no querría estar, realiza un comportamiento que está teniendo consecuencias negativas en su vida, no se siente en control y quiere cambiar este patrón.

En este patrón, el valor de obtener el cambio es alto y los beneficios que se van a obtener en un tiempo relativamente corto son altos. Por ejemplo, si estoy estresado por pasar 5 horas en mi móvil este día, simplemente puedo ponerme el reto de desconectar porque el siguiente día ya me voy a sentir mucho mejor y sé que los beneficios que obtendré son altos.

También hay cierta sensación de “llevo cierto tiempo yendo bien, ¿porque ahora no puedo saltármelo un poco?”. Esto es lo mismo que diría un fumador después de una semana de dejarlo. Es mejor que este fumador lo deje por completo, o por lo menos durante un tiempo suficiente para que pueda evaluar los beneficios a largo plazo para dejarlo.

Similar a lo que me pasa con las redes sociales. Y ya he dicho repetidamente que considero que tengo una “relación” mucho mejor que antes. Puedo pasar varios días sin entrar en alguna de mis cuentas sin problema alguno. ¿Pero es este realmente el problema, usar la aplicación azul o la de color rojo?

Si, puede ser un problema, pero el principal, para mí, es la necesidad de tener algo que nos aporte contenido nuevo constantemente. Esa necesidad de “me da palo lavar los platos si no escucho música”. El capítulo 4 de Digital Minimalism, el que hace referencia a la soledad (y nuestra tendencia a la distracción constante) es quizás con el que más estoy empatizando hasta el momento.

Cuando aplico consejos como los que dice en el libro sé que me beneficio constantemente de más tiempo, de menos distracciones, pero sobre todo de más silencio. Y esto es lo que quiero cultivar.

Sé que esto puede requerir algunos cambios importantes (no solo logísticos) en mi día a día, pero considero que es importante. Como Cal comenta, yo estoy en el grupo de los iGen, la primera generación que ha crecido con esto, con la distracción constante, con los móviles pegados en las manos y realmente no hemos calculado bien el beneficio-coste. Quizás porque no podíamos. Hasta ahora.

Cada uno de nosotros, debe evaluar su relación con todo. Si alguien ya esta bien y no le quiere dar más vueltas me parece estupendo. Pero yo le he dado vueltas, pero quiero darle algunas más ahora. Quizás otra oportunidad, pero esta vez con más razón.

Anoche leyendo Digital Minimalism y ahora escribiendo este post me da la sensación qué estoy delante de un libro que tiene el poder de cambiar la vida de una persona. Solo si se estudia y se practica de forma deliberada.

Como ejemplo, durante quizás tres o cuatro años había pasado por el proceso de leer diversos libros de autoayuda para conocer más sobre varios conceptos de la “felicidad” o la “autoestima” ya que quizás en el siguiente libro debía estar la respuesta a todo, ¿no? Después de leer y entender un poco más sobre el concepto de “la trampa de la felicidad” y de los valores como punto de referencia de muchas decisiones, que expone Russ Harris en su libro, mi necesidad de leer este tipo de libros ha disminuido casi por completo, ya que no lo encuentro ni necesario.

En uno de los cinco proyectos que estoy desarrollando este año, me ha pasado algo similar con un libro. El hecho de leerlo de forma regular me ha ayudado a implementar un cambio mental que hace muchas discusiones paralelas al tema me parezcan irrelevantes.

Como último ejemplo, Allen Carr, autor de uno de los libros más famosos sobre dejar de fumar, escribió, que, de hecho, al dejar de fumar, no hay nada “bueno” de lo que te estés privando al dejarlo, y si realmente eres consciente de ello, simplemente, lo dejas.

Creo que está en lo correcto. Y sé que es lo mismo que (me) está pasando con las redes sociales. No hemos evaluado ni podemos ser conscientes del cambio brusco que esto ha supuesto y ni nadie casi, hasta ahora, nos había dado herramientas para que, desde el autoconocimiento cada persona hiciera sus propias decisiones, creyendo que todo se podía resumir en un “simplemente, esfuérzate para usar tu teléfono un poco menos”.

Y esta es la razón por la que voy a dedicar seis meses a este experimento. No al experimento en sí, pero si al encontrar mi propia respuesta o método general, hasta al punto que otra discusión sobre lo bueno o lo malo de las redes sociales me parezca irrelevante, porque ya sé mi propia respuesta.

Es posible que la respuesta no sea permanente, y la logística pueda cambiar después estos seis meses, pero el modelo que intentaré encontrar, no lo hará; del mismo modo que, aunque pueda volver a leer algún libro de autoayuda (de los baratos-baratos, quiero decir), no estaré ni motivado a hacerlo ni realmente creo que el hecho de leerlo vaya a cambiar mi modelo mental.

#

La foto es en Starbucks, en Budapest. Irónicamente estoy en otro Starbucks ahora en Barcelona.

Post en viernes, un día tarde. Pero contento por el post que he escrito hoy. Estoy ya en las dos últimas semanas de exámenes y ahora debería estar estudiando un poco. Pero si sigo al pie de la letra realmente esto del teléfono… tendré tiempo de sobras 😛

5 Comments

  1. Pingback: Segunda semana experimento desconexión digital – Homo Mínimus

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s