Reflexiones
Dejar un comentario

¿Deberías ir a por ello?

La respuesta general, si estás aquí, es sí.

La respuesta larga, si la quieres, es un poco más compleja.

¿Deberías ir a por ello, digamos, a por algo si no tienes toda la información que quisieras tener? Piensa en un ejemplo personal o de otra persona. Una dieta, una rutina de ejercicios, una forma de lidiar con tus problemas, una compra que quieres hacer.

En primer lugar, te diría que te planteases si realmente lo quieres. Si intrínsecamente lo quieres, no por el placer que vas a obtener, por el ego o por la validación que podrías obtener si le contaras a alguien de tu entorno lo que has conseguido.

En segundo lugar, deberías valorar si el esfuerzo que vas a hacer vale la pena, en dos sentidos. En el primero, si vas a ser capaz de conseguirlo, siendo realista. En el segundo, es si, que en el caso que lo puedas conseguir, aquello que consigas te va a ser útil por el objetivo general que persigues.

Claro, me podrías decir que la falta de esta misma información es lo que impide empezar. En cuyo caso, no creo que te puede ayudar demasiado. Pero si te diré, que, si llevas mucho tiempo pensando si actuar o no, que muy probablemente no te falta toda la información. Inténtalo o no lo intentes. Pero no te pases 30 años dudando. Pruébalo (o no) por un período más pequeño y ya decidirás si continuar.

#

La foto es de quicksandala, en morguefile.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s